El fin de la venta “a puerta fría”

El final de la venta "a puerta fría" en domicilios

 

Hoy es martes, 11 de la mañana, pican al timbre;

Al preguntar se identifican: “somos de la luz” como si de dueños todopoderosos de la luz se tratase. Al abrir la puerta 2 personas, carpeta en mano se identifican de nuevo, mostrando un carné plastificado, como el que te dan al ser socio de la biblioteca…

Comentan que traen la mejor oferta del año, que digo del año, del siglo, un “megadescuento” que reducirá la factura de luz hasta niveles inimaginables en este sector.

Prácticamente se auto invitan a entrar, sentarse en tu mesa mientras interfieren en tu rutina diaria, y dando la sensación, por absurdo que parezca,  de que perderás toda la mañana escuchando como te venden algo que sólo ellos entienden.

Tras varias horas acabas firmando un contrato con una permanencia de un año, con un descuento en la potencia, un seguro del hogar, otro del contador y otro de urgencias 24h por si los dos primeros no te cubriesen lo suficiente, eso sí, lo importante es que no dejes de estar “protegido”. Al final, la visita cuesta 25€ más al mes, por un ahorro de 4€ sobre la potencia.

Esto es lo que venía sucediendo con algunas compañías eléctricas (por suerte no todas) las más nuevas, con criterios menos tradicionales o convencionales con la forma de ofrecer un producto, ya prohibían explícitamente la venta “a puerta fría” que es el nombre que recibe ésta práctica.

Es el caso de HolaLuz y su oficina de representación comercial (Obbaraluz), que siguen un criterio respetuoso a la hora de informar a los clientes de las ventajas o desventajas de cambiar de compañía energética.

Pues bien,  “la puerta fría” en domicilios parece que llega a su fin, el pasado mes de 18 de Octubre, fecha en la cual se convalidó el Real Decreto-Ley 15/2018 sobre “Medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores” en este Real Decreto se prohíbe expresamente la venta a puerta fría en domicilios sin previo consentimiento expreso.

Las mañanas ya no serán interrumpidas por “salvadores energéticos” y podremos optar por informarnos cuando nos plazca y realmente nos interese.

El Real Decreto-Ley prohíbe a las eléctricas, y cito textualmente:

  • Realizar publicidad no solicitada en visitas domiciliarias sobre sus productos de electricidad y gas, excepto en caso de que el destinatario haya solicitado por iniciativa propia recibir información sobre el servicio por dicho medio.
  • Realizar prácticas de contratación en los domicilios de los clientes de forma directa, salvo que exista una petición expresa por parte del cliente y a propia iniciativa para establecer la cita.

Así que, a partir de ahora, si queremos informarnos o reducir (de verdad) la factura de la luz, tendremos que buscar asesores gratuitos como ObbaraLuz, quienes podrán explicarte e informarte de verdad, sin ansias de vender, con el único objetivo de dejar al cliente satisfecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s